HomeKit: qué es, para qué sirve y cómo se utiliza

accesorio homekit

La domótica lleva más años con nosotros de lo que puedas imaginar. Abrir la puerta del garaje cuando tenemos el vehículo delante del garaje, bajar las persianas a una hora concreta, encender las luces de nuestro hogar cuando comienza anochecer… siempre ha sido posible con dispositivos, aplicaciones específicas del fabricante del dispositivo e incluso con recetas IFTTT.

Con la llegada de HomeKit en 2014, Apple quiso unificar toda la domótica en mismo lugar utilizar un único protocolo, una única aplicación con la que podemos gestionar de forma remota, además de programar su funcionamiento, desde una única aplicación y combinar el funcionamiento de dispositivos de diferentes fabricantes.

Qué es HomeKit

Homekit

HomeKit es la plataforma de domótica de Apple que integra en un mismo lugar todos los dispositivos compatibles con su protocolo, es decir, el fabricante debe ofrecer compatibilidad específica con HomeKit para que podamos integrarlo en la domotización de nuestro hogar. Un dispositivo que es compatible con Alexa o Google Assistant, por regla general, no es compatible con HomeKit.

Afortunadamente, dentro de unos años eso cambiará, ya que tanto Apple como Google y Amazon están trabajando para utilizar un único protocolo de forma que los usuarios que, por ejemplo, tienen domotizado su hogar con productos compatibles con Alexa, puedan hacerlo también con HomeKit de Apple.

Accesorios compatibles con HomeKit

TV con homekit

El número de dispositivos compatibles conforme han ido pasando los años desde el lanzamiento de HomeKit es tan elevado que podemos encontrar cualquier accesorio que se adapte a nuestras necesidades, desde aires acondicionados hasta timbres, pasando por cerraduras, aspersores, grifos…

  • Aires acondicinoados
  • Altavoces
  • Aspersores
  • Cámaras
  • Cerraduras
  • Enchufes
  • Grifos
  • Humidificadores
  • Interruptores
  • Luces
  • Puentes
  • Puertas de garaje
  • Purificadores de aire
  • Receptores
  • Routers
  • Seguridad
  • Sensores
  • Televisores
  • Termostatos
  • Timbres
  • Ventanas
  • Ventiladores

Dentro de cada una de estas categorías podemos encontrar diferentes dispositivos que se adaptan a todas las necesidades. Como podemos ver, con HomeKit puedes cubrir cualquier necesidad que puedas tener a la hora de domotizar tu hogar.

Si alguna de tus necesidades no se encuentra, como por ejemplo conocer el nivel de gasóleo del depósito de la calefacción de nuestro hogar, poder optar por una Raspberry Pi a la que conectar un sensor de ultrasonido para conocer el nivel y conectar el dispositivo a Home Assistant, una plataforma de domótica open source que de momento solo es compatible tanto con Alexa como con Google Assistant, pero no con Siri.

Cómo funciona HomeKit

Aplicación casa de homekit

El protocolo de domótica de Apple, HomeKit, es compatible con Siri, el asistente virtual de Apple, lo que nos permite, a través de comandos de voz, gestionar la domótica de nuestro hogar, de forma que podemos decir «Enciende las luces del pasillo», «Baja las persianas del salón», «Abre la puerta de garaje», «Pon la calefacción a 25 grados»…

Pero una de las funcionalidades más interesantes, que también podemos encontrar en otras plataformas como la de Amazon o Google, es la vinculación con dispositivos de otros fabricantes para establecer escenas.

Esto nos permite pedirle a Siri «Apaga la luz dela habitación de Nacho», «Cambia el color de la bombilla de María», o combinaciones más complejas como «Cine», cuya configuración pasa por apagar la luz del techo, encender las palabras del salón a una intensidad específica, bajar las persianas, encender el equipo de sonido… Otra posibilidad es decir «Buenas noches» para que HomeKit se encargue automáticamente de apagar todas las luces del casa y encender el purificador del dormitorio o «Buenos días» para que se encienda la cafetera, la calefacción del aseo y suba las persianas.

Todos los dispositivos compatibles con HomeKit se conectan vía Wi-Fi (en los primeros años algunos lo hacía a través de Bluetooth), por lo que la señal de nuestro router debe llegar a todos los rincones de la casa donde queremos situar el dispositivo que queremos gestionar de forma remota.

Cómo añadir dispositivos a HomeKit

Todos los dispositivos compatibles con HomeKit se añaden al ecosistema a través de la aplicación Casa, una aplicación que está disponible tanto en iOS como en macOS y tvOS. Para añadir el nuevo dispositivo, debemos acceder a la opción Añadir accesorio e introducir el código del dispositivo, código que podemos encontrar en las instrucciones, en una hoja suelta en el interior de la caja o directamente en el dispositivo.

Una vez hemos añadido el dispositivo a HomeKit a través de la aplicación Casa, desde la misma aplicación nos invita a darle un nombre y establecer su ubicación (salón, cocina, habitación, puerta principal…). De esta forma vamos a poder crear acciones conjuntas con otro dispositivos. Finalmente podemos asociarle algunas de las escenas que nos ofrece la aplicación o bien las que hayamos creado previamente y ya estemos utilizando con otros dispositivos.

Para que sirve HomeKit

Escenas de Homekit

HomeKit no solo nos permite gestionar los dispositivos inteligentes que tenemos conectados al ecosistema de Apple cuando nos encontramos en nuestro hogar, sino que también nos permite gestionarlos desde cualquier lugar, desde fuera de casa. Para ello, es necesario que tengamos un dispositivo que actúa como centralita en nuestro hogar, ya sea un Apple TV, HomePod o bien un iPad.

Este dispositivo actúa como puente entre todos los dispositivos conectados en nuestro hogar y nuestro iPhone, iPad o aplicación Mac (HomeKit también está disponible en forma de aplicación denominada Casa en macOS) desde la que queremos ejecutar una escena o una rutina que previamente hayamos establecido.

¿Es más caro que otras alternativas?

Apple nunca se ha caracterizado por ser una marca lo que se dice asequible. Sin embargo, en los últimos años ha cambiado la estrategia y está lanzando dispositivos para todos los bolsillos, siendo el iPhone SE 2020, un claro ejemplo de este movimiento.

Pero no solo los productos de Apple se están volviendo más asequibles, sino también los dispositivos que utilizan el protocolo HomeKit, al igual que los MFI (productos certificados por Apple y por los el que fabricante ha tenido que pasar por caja).

La reducción de los precios de los productos compatibles con HomeKit ha permitido a muchos usuarios comenzar a domotizar su hogar por muy poco dinero, sobre todo si hablamos de enchufes, bombillas y cámaras de seguridad principalmente. Además, cada vez es más habitual encontrarnos con dispositivos que además de ser compatibles con HomeKit, también lo son con Alexa y Google Assistant.

Si tenemos la opción de comprar productos domóticos compatibles con las tres principales plataformas (HomeKit, Alexa y Google Assistant) es preferible hacerlo, ya que en algún momento cambia nuestra ecosistema móvil (de iOS a Android o viceversa) no vamos a tener que volver comprar nuevos productos compatibles con el nuevo sistema, al menos hasta que no se lance el protocolo compatible con todos los asistentes que he comentado más arriba.

Deja un comentario