Noticias
Cargando...

La separación del iPhone produce ansiedad y atonta.


Quizás pueda chocar el título de este artículo, pero si lo piensas bien seguramente no te extrañe. Es absurdo si, pero viendo la dependencia de los smartphones que tenemos hoy en día no me extraña que la separación de tu iPhone te produzca ansiedad y atontamiento.

Esto no lo digo yo, son las conclusiones a las que han llegado en la elaboración de un estudio dirigido por la Universidad de Missouri.

Según éste estudio los usuarios de iPhone tienen gran dependencia sobre éste, necesitan tenerlo a mano las 24 horas del día y a la mayoría les supone un problema el hecho de tener que separarse de su smartphone. Tener el iPhone lejos de nuestro alcance nos supone ciertos problemas cognitivos según las pruebas realizadas en el estudio.

Mientras se realizaban pruebas básicas de vocabulario, se ha podido apreciar que los resultados empeoraban si el usuario del iPhone tenía que desprenderse de éste. Además de esto, el individuo a estudio solía sufrir estados de ansiedad y malestar, la presión arterial y la frecuencia cardíaca aumentaban. A los participantes en el estudio se les había comunicado que se trataba de una prueba para comprobar el funcionamiento de un sensor para la presión arterial. Se les ordenaba que realizaran una sopa de letras con el iPhone a su alcance y un crucigrama sin él, los resultados eran peores en la segunda prueba.

De cualquier modo este estudio es para cogerlo con pinzas. De entrada sería interesante que se realizara con usuarios de todo tipo de smartphones, de esta manera podríamos saber si estos efectos los produce únicamente el mencionado modelo o no. Cuesta mucho creer que esos efectos negativos, de ser reales, solo se produzcan en los usuarios de iPhone.

Personalmente opino que la muestra empleada no es suficiente y que las conclusiones del informe se han exagerado notablemente. Qué pensáis vosotros?







Compartir en Google Plus

Sobre iKer

Redactor en iPhoneWorld