Noticias
Cargando...

Las tripas del HTC One M8

Como siempre, los chicos de iFixit hacen lo imposible por conseguir los primeros los gadgets nada más salir, pero no para analizarlos o ver su rendimiento, si no que lo que ansían es ver como son a nivel interno, es decir, ver sus tripas.

Con el HTC One M8 no ha sido menos, el buque insignia de HTC es sin lugar a dudas uno de los teléfonos que más ha dado que hablar últimamente, y es que su acabado en aluminio y sus detalles cuidados le hace, sin duda, un claro competidor ante el todopoderoso iPhone 5S, que en diseño es de lo mejor que podemos encontrar.

En este caso, los halagos hacia este teléfono se acaban en cuanto conseguimos acceder a su interior, que para nada es sencillo. Lo primero que nos encontramos al acceder a su interior es la placa base. Sí, habéis leído bien, la placa base en lugar de la batería, que queda debajo y se llega a ella después de quitar unos 10 conectores de la placa. Todo un logro tan solo para cambiar una pieza clave como es la batería.

En cuanto a la reparación de la pantalla no quiero decir nada más que es prácticamente imposible. Así que si estás pensando en comprar este terminal debes saber que la pantalla va a ser su punto más débil junto a la batería en términos de reparabilidad.

Desde luego, os dejo aquí el enlace para ver todo el "teardown" que no tiene desperdicio alguno.


Compartir en Google Plus

Sobre Samuel Prudencio

Redactor en iPhoneWorld