Noticias
Cargando...

¿Sustituirá el iPad al ordenador portátil?


Con la aparición de las tabletas se ha terminado de completar el mercado tecnológico doméstico. Así bien, ahora tenemos a nuestra disposición una amplia gama de (de mayor a menor tamaño): ordenadores de sobremesa, ordenadores portátiles, tablets y smartphones. Debido a esta diversificación de tipos de productos a muchos les surge la duda sobre qué tipo de producto comprar. 

Hay que tener en cuenta que, a veces, es más difícil decidir el tipo de producto que queremos adquirir que el propio producto en si. Muchas personas tardan más en decidir si van a comprar un portátil o un tablet que si van a coger un Galaxy Tab o un iPad. Estas son unas pequeñas reflexiones para ayudaros a reflexionar sobre las cuestiones planteadas.


A mediados de los noventa tuve mi primer ordenador, de sobremesa. En comparación con el nivel salarial actual eran carísimos (necesitabas el sueldo de dos meses para comprarte un ordenador) y, bueno, la comparación tecnológica con los ordenadores actuales es absurda. Pero no había otra cosa. Si existían ordenadores portátiles, pero estaban muy limitados y eran aún más caros. En los últimos 10 años el mercado de ordenadores portátiles ha llegado a su madurez, así podemos adquirir buenas máquinas por menos de 400 euros.

El iPad apareció como un dispositivo para consumir contenidos, no para crearlos. De hecho, está fabricado para ello. Podemos leer libros, periódicos y revistas; escuchar música y ver películas; interactuar en las redes sociales, etc. Sin embargo, muchos ya utilizaban el ordenador únicamente para este tipo de actividades, por eso ahora se pasan al tablet. Hoy en día se venden más tablets que ordenadores portátiles.

Corriente Portátil + Smartphone.

Los que mantienen que el iPad es solo un producto complementario al portátil argumentan que existen muchas actividades que necesitan de un ratón o un teclado físico (elementos ausentes en el iPad). También tienen razón los que dicen que si le incluyes un teclado físico al iPad lo estás convirtiendo en un pseudo-portátil.

Al final el iPad es considerado por muchos como una moda, un producto inventado por la industria tecnológica que se ha esforzado en hacernos creer que lo necesitamos, ha creado una necesidad en el consumidor de la nada. Éstos consideran que si se desea trabajar con una pantalla de tamaño suficiente tenemos el ordenador portátil, incluso en versión Notebook más barata que el iPad. A su vez, si necesitamos de un dispositivo móvil con acceso a internet, consideran que lo ideal es el propio smartphone.

Un pequeño apunte personal. El iPad es más caro que muchos modelos de ordenadores portátiles. Pero a esto hay que añadirle que, además, la batería del iPad no se puede sustituir y que su vida útil es de muy pocos años, lo cual obliga a cambiar el dispositivo. Esto no sucede en los ordenadores portátiles.

Corriente Tablet para todo.

La corriente pro-iPad tiene gran variedad de argumentos para pronosticar el final de los ordenadores portátiles. Las estadísticas están de su lado. En 2013 se dio un punto de inflexión, las ventas de tablets supèraron a las de ordenadores portátiles, y este es un dato muy a tener en cuenta.

Aunque la única pata por la que cojea el iPad es la carencia de ratón y teclado físico, algo imprescindible para algunas actividades como el retoque o la creación de documentos escritos. Para lo demás el iPad puede sacar pecho mostrando todas sus virtudes.

El tablet es el rey de la movilidad, podemos realizar casi cualquier tipo de tarea en cualquier lugar. En muchos de los casos con acceso a internet, de esta manera las redes sociales quedarán bien atendidas estemos donde estemos.

No solo podemos hacer de todo con un iPad, también es más cómodo. Podemos estar caminando, viajando en transporte público o sentados en la mesa de la oficina. El iPad se adapta a tu entorno y es cómodo de utilizar en todo momento.

Opinión (personal).

En mi opinión el iPad es únicamente "imprescindible" para tareas de naturaleza profesional, comerciales que pasan mucho tiempo en la carretera, trabajadores que pasan tiempo lejos de su mesa de trabajo, etc. Para el resto de actividades no me parece el producto ideal.

Está claro que cada uno hace con su tiempo y con su dinero lo que quiere, faltaría más! Sin embargo, en mi opinión, el iPad ocupa un hueco rellenado anteriormente por el ordenador y el smartphone sólo que no satisface las necesidades de la misma manera.

Pregunto a muchos usuarios de tablets cuál es el uso que le dan e intento imitarles. Me voy a la cama a leer y/o navegar con el iPad. Me tiro en el sofá con el iPad para realizar mis tareas habituales. Son ejercicios en vano, solo consigo quedarme dormido abrazado a mi iPad. No me importa, sigo en el empeño de dar un buen uso a mi iPad fuera de la caña que le meto cuando salgo de viaje.

¿Y vosotros qué opináis? ¿Sustituirá el iPad al ordenador portátil?




Compartir en Google Plus

Sobre iKer

Redactor en iPhoneWorld