Noticias
Cargando...

Hablemos de la innovación

¿Otro artículo más sobre el Galaxy S5? La respuesta es sí y no. En parte la presentación del leadership de Samsung en el Mobile World Congress ha hecho que quiera hablar sobre la innovación en cuanto a smartphones hoy día, y más aun, sobre los usuarios que, al fin y al cabo, somos lo afectados directamente.
Cierto es que cada vez es más difícil innovar en cuanto a teléfonos móvil, ya no solo a nivel interno, en cuanto a hardware y procesador, si no también en cuanto a diseño. Está claro que el diseño de estos dispositivos se rige en base a la pantalla, al fin y al cabo es la parte más importante del móvil. A parte de esto los materiales de construcción igualmente dejan poco margen en el diseño, tanto es así que los teléfonos hoy día los encontramos divididos en tres tipos: plástico, metal (generalmente aluminio) y cristal.

En cuanto a software nos pasa más de lo mismo, tenemos iOS, que es iOS, siempre lo ha sido y no pretende ser otra cosa, una propuesta firme, sencilla y sin duda, muy Apple. Si, también iOS 7 es así, sigue siendo muy Apple. También tenemos por otro lado Windows Phone, que su gran parecido a iOS es que es fiel a sí mismo y siempre es igual, da igual el terminal, aunque en este caso hay varias marcas (aunque la más señalada es Nokia). Y por último Android, que en temas de personalización es un campo abierto, y es un arma de doble filo. Tanto es así que si te pasas de un Android de Samsung a otra marca o a un Nexus (que es Android entendido por Google, y sin duda la mejor opción) necesitas un periodo de adaptación, ya que aunque sea Android, no es lo mismo en todos los teléfonos, ni mucho menos.

Hasta aquí bien, ahora hablemos de los fanáticos de cada sistema, en especial de Android, y más concretamente, de Samsung. Ya sabemos que Samsung, como Apple tiene fanáticos (no confundir con fans de la marca, si no que roza lo enfermizo) y aprovechan cualquier cosa para criticar a Apple. Lo hacen en cada Keynote, acusan de que no innova. Bien, les doy la razón en que en cada generación no aumentan la pantalla, cosa que Samsung hace bien. Es curioso, antes llevábamos "ladrillos" en el bolsillo y ahora empezamos a llevar "azulejos y baldosas". Tampoco cambian la interfaz cada dos por tres (solo hace falta comparar como era el software del S2, el del S3 y S4 y ahora el del S5).

Sinceramente, con cambios constantes de software lo que consiguen es dar un puñetazo al usuario, teniendo que acostumbrarse cada vez que actualizan (si pueden) o cambian de terminal. Ojo, estoy arremetiendo contra Samsung porque quiero aclarar lo que dicen sus fanboys, por ejemplo LG en cuanto a interfaz es mucho más estable y sin tantos cambios, al igual que en HTC y su famosos Sense.

Otra cosa que critican es verdaderas innovaciones como el Touch ID, y que ahora que están mal implementadas en el S5 (según dicen los que lo han podido probar en el Mobile World Congress) lo alaban como el futuro, solo porque su marca lo ha copiado descaradamente.

También critican los nombres del iPhone. Sí, una cosa tan estúpida como el  nombre lo critican. Todos hemos oído frases del estilo "Al iPhone 5 le ponen una letra detrás y ya dicen que es algo nuevo". Guau, Samsung solo cambia el número y ya es algo "nuevo".

Sinceramente, en este mundo de tecnología, cuanta más competencia haya, cuanto más tiempo pase y cuanto más avance la tecnología mas innovaciones veremos. Ya hemos empezado a ver el salto a los 64 bits y empezamos a llevar verdaderas máquinas de cálculo en los bolsillos, y aunque haya gente que solo lo vea como "un teléfono con WhatsApp", es mucho más. Lo que es innegable es que cada vez hay más innovación por ambas partes, a pesar de lo que los fanáticos puedan decir.

Por último dejar claro que esto ha sido algo totalmente subjetivo, pero que quería comentar con vosotros ávidos lectores.
Compartir en Google Plus

Sobre Samuel Prudencio

Redactor en iPhoneWorld