Noticias
Cargando...

Sony QX100, la hemos probado. Más que una simple lente.




Después de una larga espera llegó la hora. Uno de los productos que más ganas tenía de probar, la lente Sony QX100, finalmente llegó a mi casa. Esto fue hace unas tres semanas. Como no soy un experto en fotografía, simplemente un aficionado, para testearla hice lo que probablemente hubierais hecho la mayoría de vosotros: salir a la calle a hacer fotos. Pero entes de mostraros el resultado, os contaré algo más sobre esta lente que es mucho más que una simple óptica.


¿Qué es la Sony QX100?

Se trata de un objetivo pensado para ser usado junto a nuestro smartphone, es compatible con dispositivos iOS o Android, los cuales le sirven como pantalla y como soporte de software. Se enlaza con ellos mediante conexión wifi.

En un principio, el aspecto es el de un objetivo intercambiable como los que usamos en nuestras cámaras réflex. Pero como os decía antes, la QX100 es más que eso, en su interior alberga un excelente sensor, con tecnología CMOS XMor R de 18mp, justo el mismo que monta la cámara Sony RX100, una de las mejores del mercado de compactas. Aparte del sensor, posee la capacidad de almacenar las fotografías en una tarjeta externa, así como todos los controles necesarios para ser usada de forma independiente.

Principales ventajas

Os cuento un poco las virtudes que, después del uso, destacaría de la QX100.

Tamaño de las imágenes

Está claro que no sólo de megapíxeles vive el fotógrafo, pero los 18mp con los que cuenta este dispositivo hacen que la resolución de las fotografías permita hacer recortes más que dignos o imprimir las fotografías a un tamaño considerable.

Zoom óptico de 10x

Una de las carencias, de momento insalvables, de los teléfonos móviles, es la imposibilidad de hacer zoom óptico para acercarse a un objeto y fotografiarlo. Las limitaciones de espacio son las que son y los móviles ofrecen, en este sentido, soluciones mediante software que hacen que la calidad de las fotografías se vea muy mermada. La QX100 salva este obstáculo ofreciendo un potente zoom de 10x.

Luminosidad

Una de las principales ventajas de usar uno de estos objetivos asociado a nuestro smartphone es la posibilidad de tomar buenas fotografías en condiciones de poca luz. Esta buena luminosidad viene dada por una óptica Carl-Zeiss Vario Sonnar T, con focales F/1.8-4.9. Luego veremos algunos ejemplos.

Macros

En los planos cortos es en otra de las disciplinas que destaca este engendro de Sony. La posibilidad de ser usado separado del teléfono, permite enfocar planos complicados, usando una mano para sujetar el teléfono(en el que vemos la imagen), y la otra para encuadrar con la lente desde posiciones increíbles. La posibilidad de enfocar manualmente, también ayuda en los macros.

Desenfoques.

El enfoque manual, del que os hablaba en el anterior párrafo, es genial a la hora de provocar desenfoques, el conocido como efecto bokeh.

Algunos aspectos a mejorar.

Pese a que casi exclusivamente veo virtudes en uno de los, para mi, productos más innovadores de 2013, también se le pueden achacar algunas carencias, aunque bien es cierto que se pueden solucionar fácilmente.

La primera, que no dudo que Sony solucionará pronto, es la imposibilidad de tomar fotos en formato RAW, quien se decanta por este tipo de producto para usar junto a su teléfono móvil seguro que valoraría esta opción. Por otro lado, la app de Sony para hacer fotografías es de calidad, aunque sería bueno que esta lente fuera compatible con otras apps de la Store de Apple, en esta dirección, parece que ya se están dando pasos, incluso se rumorea que Camera+, una de mis favoritas, pronto podrá usarse junto a la QX100.

Por último, decir que el transporte del objetivo se hace un poco engorroso, incluye una cinta para colgarlo, pero una funda incluida en el kit, protegería este precioso objeto y ayudaría a llevarlo.

Galería de fotografías tomadas con la Sony QX100

Por último, lo más importante, las fotografías que he conseguido tomar con la QX100, algunas de ellas comparadas con las que tomé con la cámara que incorpora mi iPhone 5, el teléfono que he usado en las pruebas. Si queréis verlas más grandes, pinchad sobre ellas.

Podéis obtener más información sobre este dispositivo visitando la web de Sony.

Los 18 megapíxeles del sensor, permiten buenos recortes.

Desenfoque usando el enfoque manual.

Un paisaje con poca luz.
Foto nocturna a una iglesia con la Sony QX100
La foto anterior hecha con el iPhone 5 arroja mucho más ruido
Luminosidad en una foto nocturna
La foto anterior, hecha con el iPhone sale mucho más oscura.
Compartir en Google Plus

Sobre Jorge Pizarro

Redactor en iPhoneWorld