Noticias
Cargando...

El iPad Mini Retina presenta problemas de refresco de pantalla.



Si bien el iPhone es el producto que más popularidad acapara dentro de toda la gama de Apple, le sigue por la retaguardia el iPad que, en su versión Mini, cojeaba en un aspecto muy importante que por fin lo han arreglado, o eso creemos.

Se trata de la pantalla, cuando ya teníamos en el mercado tanto un smartphone como un tablet de la marca de la manzana mordida con sendas pantallas de alta resolución, más conocidas como pantalla Retina, Apple sacó al mercado el iPad Mini con una pantalla de menor resolución que la Retina.


Es por esto que una de las presentaciones más esperadas durante este año 2013 ha sido el iPad Mini con pantalla Retina, de esta manera se quedaban atrás esos 1024x768 píxeles de resolución para dar la bienvenida a los nuevos 2048x1536 píxeles de la pantalla Retina que integra el último modelo del iPad Mini. Tenemos que recordaros que el tamaño de esta nueva pantalla sigue siendo de 9,7 pulgadas al igual que su antecesor.

Sin embargo, precisamente la pantalla ha sido el orígen de varios problemas a los que está teniendo que hacer frente la factoría de Cupertino. Primero fueron los retrasos en las entregas a raíz de los problemas de producción que presentó a última hora este nuevo tipo de pantalla, el cual ha provocado retrasos de varias semanas en los primeros pedidos.

Después continuaron apareciendo problemas en la pantalla Retina IGZO del iPad Mini en forma de retrasos en la velocidad de refresco de la propia pantalla cuando se está utilizando el dispositivo. Para que entendáis mejor el problema al que nos referimos os diremos que cuando los usuarios de un iPad Mini con pantalla Retina están utilizando una aplicación y la cierran para acceder a otra, se siguen viendo zonas con la imagen de la aplicación anterior durante un tiempo.

Los usuarios de iPad Mini con pantalla Retina pueden realizar el test "Image Retention Test", de esta manera se dibuja una malla de cuadrados en la pantalla que después desaparecen dando lugar a la zona gris oscuro. De esta manera podemos observar el tiempo que tarda la pantalla en hacer desaparecer de manera efectiva cada uno de de esos cuadros. Si os fijáis bien en la imagen inferior podréis apreciar que aún se ven cuadrados de la malla supuestamente desaparecida.



De momento no se tiene constancia de manera oficial por parte de Apple que estén trabajando en esto, aunque todo el mundo da por hecho que así es. Lo más importante es averiguar si se trata de un problema de software o de hardware, en este último caso estaríamos ante un problema de grandes dimensiones.
Compartir en Google Plus

Sobre iKer

Redactor en iPhoneWorld