Noticias
Cargando...

iOS 7 y la lucha de Apple contra la obsolescencia programada

Antes de que nadie se me eche al cuello al leer el artículo, paso a explicaros por qué lo he titulado así:

Ayer mismo estuve actualizando a iOS 7 un iPhone 4 que todavía usa mi mujer. Sin ningún tipo de problemas, y simplemente dando al botón "Actualizar", conseguí renovar un dispositivo que, de no haber llevado ene su parte trasera el logo de la manzana, estaría poco menos que defenestrado.

Por poner un ejemplo, en 2010, fecha de lanzamiento del iPhone 4, en el mercado y compitiendo directamente con el teléfono de Apple, estaba el Samsung Galaxy S, un teléfono que, si no me equivoco, no pasó de la versión 2.3.6 de Android, algo prehistórico comparado con las últimas actualizaciones de el sistema de Google. ¿Os imagináis que hubiera adoptado todas las versiones posteriores?, podría seguir siendo un teléfono usable... Esto sucede así con Samsung, pero las demás marcas que usan Android como sistema operativo, no se quedan atrás. Lo mismo pasa con otros sistemas operativos móviles como Windows Phone, por nombrar al tercero en discordia.

¿A qué viene todo esto?. El asunto es que, hace un tiempo, que se viene acusando a Apple de ser una compañía que, con su sistema de lanzamientos anual, promueve el cambio prematuro de sus dispositivos, o dicho de otra forma, la obsolescencia programada.

Desde mi punto de vista, esta afirmación dista mucho de la realidad, como os digo, hoy en día, un iPhone 4 o un iPad 2 con iOS 7 son dispositivos más que usables, y con un comportamiento muy digno para no tener que pensar en cambiarlos si no tenemos unas necesidades específicas.
Compartir en Google Plus

Sobre Jorge Pizarro

Redactor en iPhoneWorld