Noticias
Cargando...

Dependencia de los smartphones o imposición de los fabricantes y operadoras móviles? [EDITORIAL]

     Recientemente publicábamos las conclusiones a las que había llegado un estudio en el que se decía que miramos el móvil una media de 150 veces al día y que somos incapaces de estar más de 6 minutos sin mirarlo. Esta información nos hace pensar en la manera en que ha evolucionado la sociedad en los últimos años.

     El boom de las comunicaciones en España comenzó aproximadamente en el año 2000. Se extendían las conexiones a internet en los domicilios y los teléfonos móviles con tarjetas prepago. Después se normalizaron las conexiones ADSL y los contratos con las operadoras móviles. Lo último han sido los smartphones, ha bastado con retirar del mercado la mayoría de teléfonos móviles "no inteligentes" para que no nos quedara más remedio que comprarnos un smartphone. Este verano ya he visto a mi abuela de 82 años escribiendo mensajes en Whatsapp, increíble.

     Como suele ser habitual en nuestra sociedad, los mercados y las compañías se han esforzado en ponernos las cosas fáciles, en crearnos unas necesidades que muchos creen artificiales, pero el caso es que ha funcionado. Hace años vivíamos perfectamente sin teléfonos móviles, sin smartphones ni redes sociales, sin internet en general. Hoy en día podemos adquirir smartphones a precios relativamente asequibles y disponemos de tarifas de datos y llamadas por 20€ al mes, parece sencillo que cualquiera disponga de un smartphone con tarifa de datos, por no mencionar el acceso a redes WiFi.

     Sin embargo, parece obvio que la creación y normalización en el uso de la red de redes es algo positivo, pero cada vez son más quienes lo ven como algo negativo. Dicen que se pierde el trato cercano con las personas, que las relaciones son cada vez más virtuales y menos reales, y lo más grave, muchos afirman que la dependencia que tenemos con los smartphones genera un estrés importante.

     Estamos obligados a estar On Line permanentemente en muchas ocasiones. Esta es la gran polémica, es positivo o negativo el uso intensivo de aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp, la lectura de emails o las publicaciones continuas en Facebook o Twitter? En mi opinión deciros que lo considero positivo siempre que se utilice de manera responsable y con sentido común. Hoy en día tenemos vías de comunicación baratas, rápidas y eficaces, y si se usan con responsabilidad siempre obtendremos beneficios de ello. El ejemplo más claro es el de las madres con los hijos, no se deberían usar los Whatsapp y Facebook o Tuenti para controlar a los hijos, debería bastar con educarles correctamente y enseñarles a utilizar estos medios de comunicación de forma responsable. Igualmente que antes nos decían nuestras madres que nunca habláramos con extraños, ahora sucede exactamente lo mismo, nunca hagáis caso a los extraños en las redes sociales hijos nuestros!





Compartir en Google Plus

Sobre iKer

Redactor en iPhoneWorld