Noticias
Cargando...

Steve Jobs no era perfecto.

   

     Steve Jobs era un genio, de esto no hay duda. Fue capaz de ver el futuro y adelantarse a su época y, sobretodo, logró la lexicalización de marcas como el iPod (reproductor MP3), iPhone (smartphone), etc.

     Todos conocemos los logros de Steve Jobs, no solo salvó a Apple de la bancarrota en la vuelta a la compañía sino que la lanzó al estrellato, de hecho Apple ha llegado a convertirse en la compañía más valorada del mundo cuando sus acciones alcanzaron los 700 dólares. Sin embargo, Jobs era humano, es decir, no era perfecto, y a lo largo de su dilatada carrera empresarial cometió varios errores relativamente importantes, he aquí un breve resúmen de ellos.

Aversión a los videojuegos.

     Steve Jobs no valoraba en absoluto la industria de los videojuegos. No les daba ninguna importancia y nunca apostó por ellos. Su odio al sector del ocio electrónico llegó hasta tal punto que nunca llegó a hacer mención de los ingresos por ventas de videojuegos en la App Store a pesar de que ésta provocó la explosión de los mismos en el sector de dispositivos móviles. Consideraba esta partida de la contabilidad como algo simbólico.


Poco fructífera experiencia en Next.

     Tras las continuas desavenencias con el resto de directivos de Apple Steve Jobs fue despedido de la compañía que él mismo había co-fundado. Acto seguidos Jobs fundó Next, empresa dedicada a la venta de ordenadores. El caso es que tras once años de existencia ésta compañía no logró encontrar su nicho de mercado y, por lo tanto, no logró despegar. Curiosamente Next desapareció tras ser absorvida por la propia Apple y provocando la vuelta de Jobs a la compañía de Cupertino.


Productos fallidos.

     Aunque Jobs siempre será recordado por ser el creador de productos con el iPod, iPhone, iPad o Apple TV también cometió algunos errores con el desarrollo de productos que fueron un auténtico fracaso. El Macintosh TV fue el primero de ellos, fusionar la TV con el ordenador no cuajó en el mercado. El Power Mac G4 y el Apple III fueron dos modelos de ordenadores que pronto fueron descatalogados, y el Apple Lisa tampoco tuvo el éxito esperado debido al auge de los ordenadores IBM.


Ignoró a Pixar.

     En 1986 Pixar fue comprado por Apple a la compañía de Goerge Lucas por 5 millones de dólares. Entonces, Pixar, además de a la animación digital 3D se dedicada también al desarrollo de hardware. Jobs puso la lupa sobre ésto último ignorando la capacidad de Pixar en el sector de la animación digital, claramente se equivocó. Al tiempo las capacidades de Pixar quedaron demostradas con la presentación de su primer largometraje: Toy Story.


La contratación de John Sculley.

     Steve Jobs fichó a John Sculley, vicepresidente de Pepsi. Lo curioso viene cuando fue el propio Sculley el que propuso a la junta directiva el despido de Steve Jobs de Apple, y así sucedió. Todo se arregló cuando varios años después la compañía de la que era dueño Jobs fue comprada por Apple.


Venta de Pixar.

     Además de centrarse en el apartado de desarrollo de hardware de Pixar, en los años 80 Jobs intentó deshacerse de la compañía en al menos tres ocasiones con resultados negativos. Finalmente en 2006 logró desprenderse de Pixar a cambio de los 7.400 millones de dólares que pagó Disney.

Fuente.
Compartir en Google Plus

Sobre iKer

Redactor en iPhoneWorld