Noticias
Cargando...

El FBI desclasifica informes sobre la investigación a Steve Jobs.

     Fue allá por 1991 cuando el entonces presidente de los Estados Unidos se planteó contratar al fundador de Apple para un cargo en el Gobierno. El FBI procedió a investigarle para conocerle más a fondo y saber si realmente Steve daba con el perfil que estaban buscando. La intención de George H. W. Bush era nombrarle asesor de comercio internacional.

     El informe, que consta de 191 páginas, concluye entre otros temas que Steve Jobs era una persona manipuladora muy capaz de distorsionar la realidad para lograr los objetivos que se proponía, el informe cuestionaba las capacidades de Jobs para el cargo propuesto. Otra "anécdota" comentada en la investigación fueron las amenazas de bomba recibidas por Jobs a mediados de los ochenta.

     El cuestionario al que tuvo que enfrentarse Steve fue muy intenso, le preguntaron si había pertenecido a cualquier tipo de grupo o de organización que discriminara a las personas por su sexo, raza o religión, si había sido declarado en bancarrota alguna vez o si habia sido candidato a algún puesto político. A todo esto contesto que no.


     Además de sus datos personales y datos de su familia adoptiva y biológica, también se concluye en la investigación que Steve Jobs consumió drogas ilegales en las décadas de los 60 y los 70 como la marihuana y el LSD.



      Como dato curioso destacan lo mucho que le costó a un agente de la Administración poder reunirse con Jobs, que entonces presidía la firma tecnológica Next, ya que no logró contactar con el en un plazo de tres semanas. También se habla de su parte superficial e hipócrita en las relaciones personales. A pesar de todos estos aspectos negativos todos concluyen destacando la gran capacidad de trabajo de Jobs, así como su inteligencia, su energía y su visión sobre las estrategias empresariales y de mercado.
Compartir en Google Plus

Sobre iKer

Redactor en iPhoneWorld