Noticias
Cargando...

El director de la filarmónica de Nueva York detiene un concierto por el sonido de un iPhone

Noche de música clásica en el Lincoln Center de Nueva York. La filarmónica de la ciudad interpreta el último movimiento de la Novena Sinfonía de Mahler. De repente ocurre algo inaudito. El director interrumpe el concierto. En ciento setenta años de historia de la institución, es la primera vez que sucede algo similar.

Un iPhone tiene la culpa. Invitado de excepción que resta protagonismo a los músicos. El popular tono 'Marimba' no deja de sonar. Al parecer, el propietario del teléfono, lo colocó en 'modo avión', pero olvidó quitar la alarma que tenía programada.

Al parecer, según comentan los asistentes, el director se dirigió al público y comentó que normalmente cuando un móvil suena suelen ignorarlo, pero que en esta ocasión, debido a lo persistente del sonido, se había visto obligado a parar.

El dueño del iPhone, avergonzado, casi no articulaba palabra. Algunos espectadores, más severos que el propio director, llegaron a pedir que el protagonista de los hechos fuera expulsado de la sala.

Finalmente, la sangre no llegó al rio y el concierto concluyó, como suele suceder en estos eventos, con un atronador aplauso para el director justiciero.
Compartir en Google Plus

Sobre Jorge Pizarro

Redactor en iPhoneWorld