Noticias
Cargando...

Jobs ideó el iPad y el iPhone tras sendas conversaciones con Microsoft y Motorola.

     Algo que caracterizaba sobremanera al fundador de Apple, el fallecido recientemente Steve Jobs, era su fuerte carácter, su carisma y su temperamento. Steve Jobs también se caracterizaba por sus arrebatos de cólera, aunque al contrario de lo que pueda parecer, éstos eran muy beneficiosos para Apple.

     Según se desprende de la biografía del hasta hace poco Consejero Delegado de Apple, Steve Jobs, que se presenta el próximo viernes 28 de octubre, Steve tenía que acudir a la cena de celebración de cumpleaños del entonces presidente de Microsoft el archiconocido Bill Gates. En esa cena, según contaba Steve, uno de los empleados de Microsoft estuvo agobiando toda la noche al Consejero Delegado de la firma de Cupertino para convencerle de que se hiciese con las licencias de uso del software que Microsoft estaba desarrollando para tabletas digitales. Estuvo intentándole convencer de que el software que estaba desarrollando Microsoft para tabletas digitales iba a marcar una nueva era, iba a ser revolucionario. Fue tal el arrebato de cólera que sufrió Jobs, que él mismo se propuso a partir de aquella cena desarrollar una tableta digital realmente revolucionaria, surgió el iPad. Al día siguiente del cumpleaños de Bill Gates, Jobs se reunió con su equipo de trabajo y les consultó si era posible crear una tableta digital, tactil, sin puntero ni teclado, justo lo contrario de la apuesta de Microsoft.

     Algo parecido sucedió con la creación del iPhone. Tras una de las múltiples reuniones que Steve Jobs mantuvo con el Consejero Delegado de Motorola decidió que él mismo se iba a encargar del desarrollo de un nuevo producto, el que a la postre sería su producto más conocido: el iPhone. Desde Motorola le comentaban la intención de integrar en el teléfono móvil una cámara digital y un reproductor mp3. Steve se hartó, dijo que estaba harto de tratar con empresas estúpidas y se cansó, decidió que ellos mismos desarrollarían un producto de ese estilo que merecería realmente la pena, hoy en día es el smartphone más vendido del mundo.
Compartir en Google Plus

Sobre iKer

Redactor en iPhoneWorld