Noticias
Cargando...

RAZR Vs. 4S. Comparativa entre la estrella de Apple y la de Motorola.

     Motorola está decidida a hacerle frente al iPhone de Apple, y para ello presenta su Razr. Diseño y sus capacidades tecnológicas son las armas que empleará para desbancar al rey, el iPhone. A la vez que el iPhone 4S ha pecado de parecerse demasiado a su antecesor, el iPhone 4, el nuevo Razr de Motorola supone una evolución interesante hasta lo que había presentado Motorola hasta ahora.

     La pantalla del Razr gana en tamaño con sus 4,3 pulgadas, aunque bien es cierto que esto no necesariamente tiene que ser un punto a su favor, ya que muchos rechazan pantallas demasiado grandes por no ser susceptibles de ser manejadas en su totalidad con una sola mano. La calidad de la pantalla es Super AMOLED, que aunque muy buena, no supera a la Retina del iPhone.

     El acabado exterior en fibra de carbono real del Razr de Motorola le da un toque robusto, resistente y a la vez de cierta exclusividad que el iPhone no alcanza con sus materiales. Siguiendo con el aspecto del diseño habría que decir que estos modelos suponen los dos extremos: mientras iPhone no ha variado el diseño exterior (lógico al ver el éxito del iPhone 4 gracias a su diseño), Motorola ha buscado nuevas formas llegando a un diseño trapezoidal en su Razr. En esto último como sucede muchas veces: para gustos los colores.

     La cámara que tienen ambos terminales es técnicamente idéntica, solo que el fabricante de la cámara del iPhone 4S es Sony, con más prestigio que la cámara Kodak del Razr.

     Mirando la velocidad de los procesadores y las memorias RAM lo mejor es pasar del tema, ya que por un lado el Razr es más rápido y tiene más capacidad con el doble de memoria RAM que el iPhone (1 giga frente a 512 megas), pero por otro lado el sistema operativo iOS 5 (al igual que sus versiones anteriores) se caracteriza por una perfecta gestión de los recursos para imprimir una alta velocidad a las aplicaciones ejecutadas.

     De los sistemas operativos ni hablamos, ya que es algo "ajeno" al propio terminal en si, esa sería otra batalla, la de Apple contra Google, o lo que es lo mismo, la batalla de iOS contra Android.
Compartir en Google Plus

Sobre iKer

Redactor en iPhoneWorld