Noticias
Cargando...

Cómo publiqué mi novela en la App Store, por J. K. Vélez

Esto no es una guía paso a paso de lo que debes hacer para publicar tu novela como app para dispositivos IOS, pero quizá sea lo más parecido que encuentres.

Me llamo Juan Carlos, tengo 36 años y soy escritor.

La novela que he publicado en la App Store, El Inspirador Mejorado, no es la primera que escribí, sino la cuarta, y tiene un algo de surrealismo que casa muy bien con el proceso de publicar en la tienda de aplicaciones para iPhone y iPad de Apple.

Al igual que Alex Camus, el protagonista de la novela, me he encontrado un poco perdido en un mundo desconocido que a simple vista parecía agradable y sencillo y que poco a poco demostró ser un camino lleno de lagunas y reveses. Y me he quedado con la sensación de que me lo han complicado todo sin ninguna necesidad, de que Apple es muy amigable con el usuario pero muy puñetera con el desarrollador.
Al lío.

Lo primero fue hacer un análisis de necesidades. Yo quería publicar mis novelas en la App Store pero no tenía mucha idea de programar para IOS. Así que me puse en contacto con tres empresas distintas que al parecer habían desarrollado el software necesario para publicar cualquier novela en esta plataforma. Sólo una de ellas bajaba de los 1000 euros. Es decir, ellos me montaban la app con la novela y me la publicitaban, (una, además de eso, también decía que se ocupaba del trámite de publicarla en la App Store), pero después de hacer unos pocos cálculos me di cuenta de que no podría recuperar la inversión por muy bien que se vendiera la novela. Me va a costar recuperar los 99 dólares anuales que hay que pagar a Apple como desarrollador con las ventas de la novela, así que mil euros, imagina.



Al final tirando de Google y afinando mucho las búsquedas di con http://www.codestore.co.uk
No es una gran empresa sino un particular que vende diferentes plantillas en xcode para escritores o dibujantes. Le compré la plantilla que necesitaba por una treintava parte de lo que me pedían los profesionales del sector, algo que se ajustaba más a mi presupuesto (sin trabajo y con el paro agotado, o sea, presupuesto cero).

Montar la app fue laborioso pero muy entretenido. Había que crear manualmente un archivo html para cada página de la novela y hacer el trabajo dos veces, una para iPhone y otra para iPad. La novela en iPhone tiene 700 páginas, en iPad 350. Creo que me aprendí todos los atajos de teclado del MacBook. Necesitaré un par de meses para olvidar y que me den ganas de volver a ponerme con algo semejante.
Para la portada tiré de http://www.morguefile.com/
Ahí puedes conseguir imágenes libres de derechos que pueden ser usadas para objetivos comerciales o no. La única condición es que introduzcas modificaciones en las fotos, que no utilices la original tal cual en tu proyecto. Y luego está bien visto que vuelvas a la morgue para poner un enlace donde se vea qué hiciste con la foto, una forma de fomentar la comunidad.

Una vez acabada la app empezaron los problemas. Simplemente el hecho de poder probar la aplicación en mi propio iPhone y en el iPad de mi pareja fue un suplicio.

Toda la información proporcionada por Apple está en inglés, lo cual en sí, si sabes un poquito de inglés y lo que no lo traduces con un navegador, no es realmente el problema, aunque no ayuda. La cosa es que para cada uno de los pasos que debes seguir para publicar tu app necesitas un certificado que además te hace lidiar con el acceso a llaveros, una utilidad de tu mac que deseo que nunca tengas que usar.

No quiero exagerar pero se te quitan las ganas de vivir. Cada certificado te obliga a modificar el código de la app en Xcode, y tú vas cambiando cosas, a ver si de una bendita vez deja de dar errores, pero no das con la tecla. Y venga buscar información y tutoriales en youtube, pero resulta que parece que a cada desarrollador le da errores de compilación distintos.

Es como si Apple hubiera decidido que la burocracia, esa cosa tan enervante que los ordenadores estaban consiguiendo empezar a desterrar, se mereciera tener de nuevo una época de dorado esplendor.

Otra de las cosas que no ayudan en absoluto es que las capturas de pantalla de la ayuda de Apple no son precisamente de la última versión de Xcode, y el programa de marras ha cambiado como de la noche al día desde las primeras versiones a la actual. Nada estaba en su sitio, así que la ayuda no servía para nada.
A decir verdad, creo que conseguí probar la app en mi equipo y después subirla a la App Store de pura chiripa, y no estoy seguro de que sepa volver a repetirlo. Mi idea era ponerme cuanto antes con la segunda novela que quiero publicar para iPhone y iPad para tener el proceso fresco. A ver si saco tiempo (estoy estudiando y el plan Bolonia está pensado para extenuarte).

En cuanto al tiempo que supuestamente tarda Apple en aprobar las apps (si es que te la aprueban) yo había escuchado que era de mínimo una semana. En mi caso me preguntaron a través de un formulario cuando quería verla publicada en la App Store, yo les di unos prudentes cinco días y a los cinco días justos me la publicaron sin problemas.

Y ya sólo me queda hablar de la información de ventas. Apple pone un programa a tu disposición, llamado Itunes Connect, donde te dan información de tus ventas por app y países. Pero no por dispositivos, por ejemplo. No tengo forma de saber si mi app es descargada desde un iPhone o desde un iPad.

Lo que sí es curioso es ver como de pronto alguien se la descarga desde Australia o Japón. Algún español perdido por el mundo, imagino.

___

El Inspirador está disponible en la App Store por 0'79 euros.

El Inspirador - Producciones 609

Descargar 'El Inspirador'
Compartir en Google Plus

Sobre Jorge Pizarro

Redactor en iPhoneWorld