Noticias
Cargando...

Infinity Blade. Análisis.

Hace unas semanas presentábamos en iPhone World el trailer de lo que iba a ser uno de los juegos del año. El caso es que Infinity Blade ya está en el mercado y, una vez probado y analizado, la verdad es que, en líneas generales no ha defraudado.
No quise hacer el análisis de un juego de este calibre en solitario, de modo que pedí ayuda a mi buen amigo Oli, un experto en este tipo de juegos, nada más y nada menos que un nivel 85 en World of Warcraft en la actualidad. Vamos, el máximo en WoW.
La trama del juego es sencillita, un rey déspota mata a nuestro padre y nosotros tendremos que vengarlo matando al tirano. Por el camino nos encontraremos con varios de sus paladines que tendremos que ir matando hasta llegar a luchar con el rey. Sencilla la trama, pero complicado acabar con el rey a las primeras de cambio. Para terminar matando al rey tendremos que ir agotando sucesivas líneas de sangre, equipando a nuestro guerrero y subiendo de nivel.
Los gráficos son lo mejor del juego, el motor Unreal Engine 3, cumple a la perfección dotando al juego de unos escenarios espectaculares y un aspecto artístico extraordinario.
Si los gráficos son el punto fuerte del juego, el punto débil lo es la jugabilidad del mismo. Tenemos unos escenarios muy trabajados pero que no podemos explorar por nosotros mismos. Simplemente, anclados en un lugar, podemos mirar a los lados y recoger dinero y todo tipo de objetos, pero nunca podemos caminar si no es para dirigirnos donde el juego nos marca. 
El sistema de combates es bueno, permite variedad de golpes, magia y protección. Fácil de dirigir. Si bien se echa de menos pode moverse un poco en torno al adversario. Aunque bien es cierto que si queremos manejar de manera sencilla un guerrero en una pantalla de reducidas dimensiones como es la de un iPhone, no nos queda más remedio que sacrificar un poco la movilidad del personaje.
La banda sonora y los efectos de sonido están también muy trabajados, son bastante realistas y contribuyen, junto con los gráficos a dar categoría al juego.
Siempre que escribo sobre un juego hay gente que pregunta por los trucos, o consejos para llegar más alto. Pues bien, éste no es un juego en el que se puedan dar muchos consejos. Pero por decir algo, hay que examinar muy bien el escenario los momentos previos a un combate, a veces los objetos están un poco escondidos. Juega a la defensiva, pero sin pasarte, sobre todo en los niveles más altos, es importante cubrirse bien, aunque, como os podréis imaginar, los escudos se rompen, o sea que hay que saber compaginar una buena defensa y un ataque oportuno.
En una actualización que llegará antes de final de año, los de Epic Games, tienen previsto implementar nuevas armaduras y algún adversario nuevo. El próximo año, seguro que nos sorprenderán con el modo multijugador. Veremos qué tal lo implementan.
Y para finalizar, las conclusiones a las que hemos llegado Oli y yo:
Éste es un juego con unos gráficos muy buenos, escenarios espectaculares y un sistema de combate a la altura de lo anterior. Pero en el que se echa de menos un poco de libertad de movimientos y que se hace bastante repetitivo una vez que has completado un par de lineas de sangre. 
En definitiva, que a pesar de estos pequeños fallos, es uno de los mejores juegos que existen en la actualidad para iOS y bien merece los 4,99 euros que cuesta en la AppStore.
Compartir en Google Plus

Sobre Jorge Pizarro

Redactor en iPhoneWorld